DEPARTAMENTO DE FRANCÉS

 CONTENIDOS MÍNIMOS EXIGIBLES

 Primer curso

 

            La competencia en los contenidos mínimos exigibles es la expresión práctica de la obtención de los objetivos específicos y, en su conjunto, de los objetivos generales de la materia. Al acabar 1º ESO los alumnos deberán comprender, conocer y manejar con cierta soltura al menos los contenidos siguientes (tanto en el oral como en el escrito):

–          Saludar.

–          Presentaciones.

–          Artículos definidos, indefinidos, contractos y partitivos.

–          Contar hasta 100.

–          Vbs.1er. groupe y pronominales, être / avoir / aller / faire.

–          La negación.

–          La hora.

–          Expresar los gustos.

–          Hablar de las actividades de ocio.

–          Días de la semana.

–          Meses del año.

–          Describir físicamente a las personas, adjetivos calificativos (género y número ).

–          Describir básicamente una casa y una habitación.

–          Hablar de la familia.

–          Las partes del día y las comidas…

–          Obtener y dar informaciones básicas (preguntar y responder).

 

Segundo curso.

 

            La competencia en los contenidos mínimos exigibles es la expresión práctica de la obtención de los objetivos específicos y, en su conjunto, de los objetivos generales de la materia. Al terminar 2º ESO los alumnos deberán comprender, conocer y manejar con cierta soltura al menos los contenidos siguientes (tanto en el oral como en el escrito):

–          Invitar a alguien / aceptar la invitación y rechazarla.

–          Hablar del estado físico y de salud.

–          Indicar un camino.

–          Las partes del cuerpo. Decir dónde duele.

–          Conocer los deportes y expresar los gustos sobre ellos.

–          Presente de indicativo e imperativo: vbs. del 1er. groupe, vbs. pronominales, aller, faire, pouvoir, vouloir, mettre, prendre, venir.

–          Nombrar las diferentes prendas de vestir y describirlas básicamente.

–          Adjetivos demostrativos.

–          Contar hasta 1.000.

–          Hablar de las actividades cotidianas y de las tareas de la casa.

–          Hablar de la paga y de cómo se gasta el dinero.

–          Obtener y dar informaciones básicas (preguntar y responder).

–          Conocer los diferentes medios de transporte.

–          Formación del passé composé, contar hechos pasados.

–          La negación: ne…pas / ne…jamais / ne…rien . 

 

Tercer curso

            La competencia en los contenidos mínimos exigibles es la expresión práctica de la obtención de los objetivos específicos y, en su conjunto, de los objetivos generales de la asignatura. Al acabar 3º ESO los alumnos deberán comprender, conocer y manejar con cierta soltura al menos los contenidos siguientes (tanto en el oral como en el escrito):

–          Saludar, presentarse y describirse.

–          Describir la personalidad y el físico de las personas. Adjetivos calificativos (género y número).

–          Hablar de las actividades cotidianas.

–          El presente de indicativo de los vbs. del 1er. groupe, pronominales, 2º grupo, aller, faire, pouvoir, vouloir, mettre, prendre, venir, partir.

–          Obtener y dar informaciones ( preguntar y responder )

–          Hablar de las profesiones.

–          Adverbios de cantidad y de frecuencia.

–          Hablar de las actividades de ocio y deportivas.

–          Expresar su opinión y sus gustos.

–          Pronombres personales COD y COI.

–          Adjetivos posesivos.

–          Explicar sus proyectos. El tiempo verbal futuro.

–          Describir edificios.

–          Hacer comparaciones.

–          La comida, los artículos partitivos.

–          Describir una ciudad.

–          Situarse en un plano e indicar un itinerario.

–          Los artículos contractos.

–          Expresar la necesidad.

–          El imperativo, dar consejos, dar órdenes.

–          Presentar a su familia.

–          Describir y narrar acontecimientos pasados.

–          El passé composé.

–          Formación del imperfecto.

 

Cuarto curso

 

            La competencia en los contenidos mínimos exigibles es la expresión práctica de la obtención de los objetivos específicos y, en su conjunto, de los objetivos generales de la asignatura. Al acabar 4º ESO los alumnos deberán comprender, conocer y manejar con cierta soltura al menos los contenidos siguientes (tanto a nivel oral como escrito):

–          Uso correcto del presente, del futuro, del condicional, del passé composé y del imperfecto de indicativo.

–          Conocer los usos más frecuentes del presente de subjuntivo y su empleo.

–          La negación.

–          Los pronombres relativos, posesivos, demostrativos e interrogativos.

–          Los pronombres COD y COI.

–          Contar un acontecimiento en pasado, indicar la cronología en la narración.

–          Describir una foto, un lugar, una casa, su ciudad,… Situarse en el espacio.

–          Preguntar y dar información.

–          Dar su opinión. Mostrar acuerdo y desacuerdo. Hacer apreciaciones y comparar.

–          Expresar la obligación y la necesidad.

–          Expresar el deseo, la duda, un sentimiento.

–          Expresar la causa, la consecuencia, la finalidad y la oposición.

–          Expresar la condición y la hipótesis.

–          Escribir una carta, un e-mail empleando conectores.

–          Conocer diferentes registros del lenguaje.

 CRITERIOS DE EVALUACIÓN

 

Primer curso

1. Comprender la idea general y las informaciones específicas más relevantes de textos orales emitidos cara a cara o por medios audiovisuales sobre asuntos cotidianos o de su interés.

A través de este criterio se apreciará la capacidad del alumnado para comprender lo esencial de diálogos emitidos cara a cara o por medios audiovisuales, aunque no se comprenda su totalidad. Se trata de evaluar esencialmente si se identifica el significado de instrucciones, comentarios, preguntas y respuestas, diálogos cortos, descripciones y narraciones breves. 

2. Comunicarse oralmente participando en conversaciones, utilizando las estrategias adecuadas para facilitar la continuidad de la comunicación y produciendo un discurso comprensible y adecuado a la intención de comunicación.

 

Este criterio evalúa la capacidad de comunicarse oralmente participando en conversaciones (intercambio de ideas e información y relato de experiencias sobre temas de su interés, etc.) utilizando los recursos lingüísticos y las estrategias que aseguren la comunicación. Las producciones podrán tener algunas incorrecciones léxicas, morfosintácticas o fonéticas que no dificulten la comunicación. 

3. Reconocer la idea general y extraer información específica de textos escritos adecuados a la edad, con apoyo de elementos textuales y no textuales, sobre temas variados relacionados con la comunicación habitual, sus intereses y otras materias del currículo.

 

A través de este criterio se apreciará la capacidad para comprender textos diversos: instrucciones, correspondencia, descripciones, explicaciones y narraciones breves, mensajes, cuestionarios, etc., aplicando estrategias básicas de lectura como la inferencia de significados por el contexto o por elementos visuales, o la comparación con las lenguas que conoce, entre otras. 

Con este criterio también se evalúa la capacidad de leer textos de cierta extensión, en soporte papel o digital, para aprender o para disfrutar de la lectura, recurriendo al diccionario cuando sea preciso.

 

4. Redactar textos breves en diferentes soportes utilizando las estructuras, las funciones y el léxico adecuados, así como algunos elementos básicos de cohesión, respetando las reglas elementales de ortografía y de puntuación. 

Este criterio evalúa la capacidad para redactar notas, descripciones, correspondencia postal o electrónica, mensajes, etc., con corrección y propiedad.

 

5. Utilizar el conocimiento de algunos aspectos formales y no formales de la lengua extranjera (morfológicos, sintácticos, fonológicos, discursivos, sociolingüísticos, estratégicos), en diferentes contextos de comunicación, como instrumento de autoaprendizaje y auto-corrección de las producciones propias y para comprender mejor las ajenas. 

A través de este criterio se apreciará la iniciativa y la capacidad del alumnado para aplicar sus conocimientos sobre el funcionamiento de la lengua en la mejora (corrección, propiedad, fluidez) de sus producciones orales y escritas y en la interpretación de las ajenas.

 

6. Mostrar iniciativa e interés por el aprendizaje y por integrarse en los procesos del aula, actuando con autonomía en la planificación y control del propio proceso de aprendizaje. 

Se pretende evaluar el grado de autonomía desarrollado por el alumno, a través de conductas tales como la reflexión sobre cómo aprende uno mismo; la búsqueda y desarrollo de los procedimientos y estrategias más adecuados a sus características como aprendiz; la participación activa en la planificación, desarrollo y evaluación de las actividades de aprendizaje; la colaboración en las actividades de grupo o clase; el uso de la lengua extranjera para comunicarse y obtener información sobre su funcionamiento; la utilización de técnicas para almacenar, memorizar y revisar el léxico; mostrar interés por mejorar sus producciones y por mejorar la pronunciación, ritmo y entonación; aceptar el error como parte del proceso de aprendizaje; atender a las sugerencias y rectificaciones de sus compañeros o del profesor; la autocorrección y la autoevaluación; el uso de distintas fuentes para resolver sus dudas (uso correcto del diccionario para identificar la acepción adecuada al contexto; el uso de recursos bibliográficos, informáticos y digitales para recabar información, ampliar o revisar aspectos trabajados en el aula, etc.).

 

7. Usar de forma guiada las tecnologías de la información y la comunicación para buscar información, producir mensajes y establecer relaciones personales, mostrando interés por su uso. 

Se trata de valorar con este criterio la capacidad de utilizar las tecnologías de la información y la comunicación como herramienta de comunicación y de aprendizaje, en actividades habituales de aula y para establecer relaciones personales. También se tendrá en cuenta la actitud hacia la lengua extranjera, los intentos por utilizarla y si se valora la diversidad lingüística como elemento enriquecedor.

 

8. Mostrar interés por conocer la lengua extranjera y su cultura aceptándolas como parte de su realidad personal y educativa, y establecer comparaciones entre distintos aspectos de la cultura extranjera y de la propia, apreciando cómo se traducen en la comunicación, para aplicar ese conocimiento en la interacción con hablantes de la lengua extranjera. 

Se trata de evaluar si el alumnado comienza a considerar la lengua y la cultura extranjeras, además de como objeto de estudio, como un aspecto más de su experiencia o, al menos, como un instrumento útil para relacionarse en un entorno más amplio.

 

Se observará a través de conductas tales como: mostrar curiosidad por aspectos básicos del funcionamiento de la lengua (equivalencias, superposición de conceptos, aspectos sociolingüísticos, discursivos, pragmáticos, estratégicos, etc.) y de la sociedad y la cultura objeto de estudio; usar la lengua extranjera para la comunicación dentro del aula; mostrar interés por entablar contacto con hablantes de la lengua extranjera; tener en cuenta esos aspectos diferenciales en sus interacciones con ellos; mostrar disposición a utilizar fuentes orales o escritas en la lengua extranjera; etc.  

Segundo curso

 

1. Comprender la idea general e informaciones específicas de textos orales emitidos por un interlocutor o procedentes de distintos medios audiovisuales. 

Este criterio quiere valorar la capacidad para comprender la idea general o detalles específicos de exposiciones breves y conversaciones sobre temas cercanos a la realidad del alumno.

 

2. Participar en conversaciones relativas a ideas, opiniones, experiencias personales, planes y proyectos, con la corrección y propiedad adecuadas para lograr la comunicación.

Con este criterio se evalúa la capacidad para desenvolverse en situaciones interactivas que suponen la integración de la comprensión y de la expresión de mensajes reales. Los mensajes pueden ser todavía titubeantes y contener errores morfosintácticos y léxico reducido, siempre que el mensaje sea comprensible. 

3. Comprender la información general y la específica de diferentes textos escritos, de extensión variada y adecuados a la edad e intereses de los alumnos.

 

A través de este criterio se evalúa la capacidad para comprender textos escritos de carácter interpersonal como correspondencia, anuncios, folletos diversos, narraciones, artículos de revistas juveniles, páginas Web, letras de canciones, etc., aplicando estrategias de lectura como la inferencia de significados por el contexto o los conocimientos transferidos de las lenguas que conoce o vinculados a otras materias del currículo.

También se evalúa la capacidad para leer textos de una cierta extensión, en soporte papel o digital, recurriendo al diccionario de forma espontánea cuando resulte difícil la comprensión global del argumento por desconocimiento de alguna palabra clave. 

4. Redactar textos diversos en diferentes soportes, utilizando estructuras y léxico adecuados, conectores y otros recursos discursivos, cuidando los aspectos formales y respetando las reglas elementales de ortografía y de puntuación para que sean comprensibles al lector.

 

Por medio de este criterio se evalúa la capacidad para expresar por escrito, en soporte papel o digital, de forma comprensible para el lector, descripciones sobre acontecimientos y actividades cotidianas y familiares, narraciones sobre experiencias personales, planes y proyectos, cartas, postales, formularios y correos electrónicos. 

5. Utilizar los conocimientos adquiridos sobre el funcionamiento de la lengua extranjera, en diferentes contextos de comunicación, como instrumento de autoaprendizaje y de auto-corrección de las producciones propias orales y escritas y para comprender las producciones ajenas.

 

Este criterio evalúa la capacidad para aplicar los conocimientos sobre el funcionamiento de la lengua en la mejora (corrección, propiedad, fluidez,…) de sus producciones orales y escritas y en la interpretación de las ajenas. 

6. Mostrar iniciativa e interés por el aprendizaje y por integrarse en los procesos del aula, actuando con autonomía en la planificación y control del propio proceso de aprendizaje.

 

Se pretende evaluar el grado de autonomía desarrollado por el alumnado, a través de conductas tales como la reflexión sobre cómo aprende uno mismo; la búsqueda y desarrollo de los procedimientos y estrategias más adecuados a sus características como aprendiz; la participación activa en la planificación, desarrollo y evaluación de las actividades de aprendizaje; la colaboración en las actividades de grupo o clase; el uso de la lengua extranjera para comunicarse y obtener información sobre su funcionamiento; la utilización de técnicas para almacenar, memorizar y revisar el léxico; mostrar interés por mejorar sus producciones y por mejorar la pronunciación, ritmo y entonación; aceptar  el error como parte del proceso de aprendizaje; atender a las sugerencias y rectificaciones de sus compañeros o del profesor; la autocorrección y la autoevaluación; el uso de distintas fuentes para resolver sus dudas (uso correcto del diccionario para identificar la acepción adecuada al contexto; el uso de recursos bibliográficos, informáticos y digitales para recabar información, ampliar o revisar aspectos trabajados en el aula, etc.). 

7. Usar de forma guiada las tecnologías de la información y la comunicación para buscar información, producir textos y establecer relaciones personales, mostrando interés por su uso.

 

Se trata de valorar con este criterio la capacidad de utilizar las tecnologías de la información y la comunicación como herramienta de comunicación y de aprendizaje, en actividades habituales de aula y para establecer relaciones personales. También se tendrá en cuenta si se valora la diversidad lingüística como elemento enriquecedor, la actitud hacia la lengua extranjera y los intentos por utilizarla. 

8. Mostrar interés por conocer la lengua extranjera y su cultura aceptándolas como parte de su realidad personal y educativa, y establecer comparaciones entre distintos aspectos de la cultura extranjera y de la propia, apreciando cómo se traducen en la comunicación, para aplicar ese conocimiento en la interacción con hablantes de la lengua extranjera.

 

      Se trata de evaluar si el alumnado comienza a considerar la lengua y la cultura extranjeras, además de como objeto de estudio, como un aspecto más de su experiencia o, al menos, como un instrumento útil para relacionarse en un entorno más amplio. 

Se observará a través de conductas tales como: mostrar curiosidad por aspectos básicos del funcionamiento de la lengua (equivalencias, superposición de conceptos, aspectos sociolingüísticos, discursivos, pragmáticos, estratégicos, etc.) y de la sociedad y la cultura objeto de estudio; usar la lengua extranjera para la comunicación dentro del aula; mostrar interés por entablar contacto con hablantes de la lengua extranjera; tener en cuenta esos aspectos diferenciales en sus interacciones con ellos; mostrar disposición a utilizar fuentes orales o escritas en la lengua extranjera; etc.

 

Tercer curso 

1. Comprender la información general y específica, la idea principal y algunos detalles relevantes de textos orales sobre temas cercanos a su experiencia, emitidos por un interlocutor o por medios audiovisuales.

 

A través de este criterio se apreciará la capacidad para seguir instrucciones, comprender avisos, diálogos o exposiciones breves cara a cara que giren en torno a temas como ocio y tiempo libre, preferencias, experiencias personales u organización de la clase. Asimismo, se pretende medir la capacidad para comprender tanto la idea general como informaciones específicas de textos orales procedentes de los medios audiovisuales. 

2. Participar en conversaciones relativas a situaciones habituales o de interés personal y con diversos fines comunicativos, utilizando las convenciones propias de la conversación y las estrategias necesarias para resolver las dificultades durante la interacción.

 

Con este criterio se evalúa la capacidad para desenvolverse en conversaciones utilizando las estrategias adecuadas para comprender y hacerse comprender. Las conversaciones se desarrollarán en relación directa con los interlocutores habituales en el aula o con personas nativas conscientes de hablar con estudiantes extranjeros. 

Los intercambios comunicativos podrán presentar algunas incorrecciones que no dificulten la comunicación.

 

3. Comprender la información general y todos los datos relevantes de textos escritos de extensión variada, diferenciando hechos y opiniones e identificando, en su caso, la intención comunicativa del autor. 

A través de este criterio se evalúa la capacidad para comprender diferentes tipos de textos escritos (narrativos, descriptivos, argumentativos) que traten temas de interés  general o relacionados con otras materias del currículo, aplicando las estrategias de lectura conocidas y otras nuevas como la identificación del tema por medio de elementos textuales y para-textuales.

 

Con este criterio también se evalúa la capacidad para leer de forma autónoma libros, noticias, instrucciones, explicaciones, etc., de cierta extensión, en diferentes soportes y con finalidades diversas: recabar o comunicar información para la realización de una tarea específica, acceder a información relacionada con los contenidos de otras materias y leer por placer o entretenimiento. 

4. Redactar textos diversos en diferentes soportes, cuidando la adecuación a la situación de comunicación, el léxico, las estructuras y algunos elementos de cohesión y coherencia para marcar la relación entre ideas y hacerlos comprensibles al lector.

 

Se trata de evaluar la capacidad del alumnado de comunicar sus pensamientos y de comunicarse con otros por escrito (aula, familia, amigos, corresponsales, etc.) atendiendo a sus necesidades e intenciones comunicativas. Si bien se dará más importancia a la corrección formal y a la precisión en las producciones escritas que en las orales, en la evaluación primarán aspectos como el cumplimiento del propósito de la interacción, la inteligibilidad de las producciones y la adecuación de los mensajes al contexto. El grado de corrección formal exigido se incrementará respecto a los cursos anteriores, así como el de la variedad y complejidad de los textos, aunque el mínimo exigido seguirá siendo aquél que permita la comprensión de lo esencial del mensaje. 

5. Utilizar los conocimientos adquiridos sobre el funcionamiento de la lengua extranjera en contextos de comunicación variados, como instrumento de auto-corrección y de autoevaluación de las producciones propias orales y escritas y para comprender las producciones ajenas.

 

A través de este criterio se apreciará la capacidad para reflexionar y aplicar los conocimientos sobre el funcionamiento de la lengua en la mejora (corrección, propiedad, fluidez,…) y evaluación de sus producciones orales y escritas y en la interpretación de las ajenas. 

6. Mostrar iniciativa e interés por el aprendizaje y por integrarse en los procesos del aula, actuando con autonomía en la planificación y control del propio proceso de aprendizaje.

 

Se pretende evaluar el grado de autonomía desarrollada por el alumnado a través de conductas tales como: la reflexión sobre cómo aprende uno mismo; la búsqueda y desarrollo de los procedimientos y estrategias más adecuados a sus características como aprendiz; la participación activa en la planificación, desarrollo y evaluación de las actividades de aprendizaje; la colaboración en las actividades de grupo o clase; el uso de la lengua extranjera para comunicarse y obtener información sobre su funcionamiento; la utilización de técnicas para almacenar, memorizar y revisar el léxico; el análisis y la reflexión sobre el uso y el significado de diferentes formas gramaticales mediante comparación y contraste con las lenguas que conoce; mostrar interés por mejorar sus producciones y por mejorar la pronunciación, ritmo y entonación; aceptar el error como parte del proceso de aprendizaje; atender a las sugerencias y rectificaciones de sus compañeros o del profesor; la autocorrección y la autoevaluación; la utilización consciente de las oportunidades de aprendizaje en el aula y fuera de ella; el uso de distintas fuentes para resolver sus dudas (uso correcto del diccionario para identificar la acepción adecuada al contexto; el uso de recursos bibliográficos, informáticos y digitales para recabar información, ampliar o revisar aspectos trabajados en el aula, etc.). 

7. Usar las tecnologías de la información y la comunicación de forma progresivamente autónoma para buscar información, producir textos, enviar y recibir mensajes de correo electrónico y establecer relaciones personales orales y escritas, mostrando interés por su uso.

 

Se trata de valorar con este criterio la capacidad de utilizar las tecnologías de la información y la comunicación como herramientas de comunicación y de aprendizaje, en actividades habituales de aula y para establecer relaciones personales tanto orales como escritas. También se tendrá en cuenta si se valora la diversidad lingüística como elemento enriquecedor, la actitud hacia la lengua extranjera y los intentos por utilizarla. 

8. Mostrar interés por conocer la lengua extranjera y su cultura, aceptándolas y valorándolas como parte de su realidad personal y educativa, y establecer comparaciones entre distintos aspectos de la cultura extranjera y de la propia, apreciando cómo se traducen en la comunicación para aplicar ese conocimiento en la interacción con hablantes de la lengua extranjera.

 

Se trata de evaluar si el alumnado considera la lengua y la cultura extranjeras, además de como objeto de estudio, como un aspecto más de su experiencia o, al menos, como un instrumento útil para relacionarse en un entorno más amplio. 

Se observará a través de conductas tales como: usar la lengua extranjera para la comunicación dentro del aula; mostrar curiosidad por aspectos básicos del funcionamiento de la lengua (equivalencias, superposición de conceptos, aspectos sociolingüísticos, discursivos, pragmáticos, estratégicos, etc.) y de la sociedad y la cultura objeto de estudio, apreciando las características más significativas de sus costumbres, normas, actitudes y valores; mostrar una valoración positiva de patrones culturales distintos a los propios; mostrar interés por entablar contacto con hablantes de la lengua extranjera; tener en cuenta los aspectos diferenciales en sus interacciones con ellos; mostrar disposición a utilizar fuentes orales o escritas en la lengua extranjera; etc.

 

Cuarto curso 

1. Comprender información general o específica, la idea principal y los detalles más relevantes de textos orales emitidos en situaciones de comunicación interpersonal o por los medios audiovisuales, sobre temas que no exijan conocimientos especializados.

 

Con este criterio se evalúa la capacidad para comprender mensajes emitidos en situación de comunicación cara a cara y que giren en torno a necesidades materiales y relaciones sociales, sensaciones físicas, sentimientos, opiniones, etc. Asimismo, se pretende medir con este criterio la capacidad para comprender charlas, noticias y presentaciones adecuadas a su competencia, emitidas por los medios de comunicación audiovisual. 

2. Participar en conversaciones utilizando estrategias adecuadas para iniciar, mantener y terminar la comunicación, produciendo un discurso comprensible y adaptado a las características de la situación y a la intención comunicativa.

 

Con este criterio se valora la capacidad para desenvolverse en conversaciones con intenciones comunicativas diversas (entablar relaciones, exponer, narrar y argumentar, describir y dar instrucciones), utilizando las estrategias y los recursos que aseguren la comunicación con los interlocutores habituales en el aula o hablantes nativos. 

Los intercambios comunicativos contendrán elementos de coordinación y subordinación básica y podrán presentar algunas incorrecciones que no dificulten la comunicación.

 

3. Comprender la información general y específica de diversos textos escritos y de extensión variada, identificando datos, opiniones, argumentos, informaciones implícitas e intención comunicativa del autor. 

A través de este criterio se apreciará la capacidad para comprender los textos más usuales y útiles de la comunicación escrita, o textos literarios y de divulgación que traten temas relacionados con sus intereses y con la cultura y la sociedad de los países donde se habla la lengua extranjera estudiada, aplicando las estrategias adquiridas y progresando en otras nuevas.

 

Con este criterio también se evalúa la capacidad para leer textos de mayor extensión con el fin de consultar o buscar información sobre contenidos diversos para aprender, por placer o por curiosidad, haciendo uso correcto de diccionarios y de otras fuentes de información en soporte papel o digital. 

4. Redactar textos diversos con una estructura lógica, utilizando las convenciones básicas propias de cada género y situación comunicativa, el léxico apropiado al contexto y los elementos necesarios de cohesión y coherencia, de manera que sean fácilmente comprensibles para el lector.

Se trata de apreciar la capacidad para comunicarse por escrito de forma ordenada, con una estructura adecuada y prestando especial atención a la planificación del proceso de escritura.

 

Si bien se dará más importancia a la corrección formal y a la precisión en las producciones escritas que en las orales, en la evaluación primarán aspectos como el cumplimiento del propósito de la interacción, la inteligibilidad de las producciones y la adecuación de los mensajes al contexto. También se evaluará la utilización de las convenciones básicas propias de cada género. 

El grado de corrección formal exigido se incrementará respecto al curso anterior, así como la variedad y complejidad de los textos, permitiéndose ciertas incorrecciones siempre que no impidan la fácil comprensión del mensaje.

 

5. Utilizar los conocimientos adquiridos sobre el funcionamiento de la lengua extranjera en contextos de comunicación variados, como instrumento de auto-corrección y de autoevaluación de las producciones propias orales y escritas y para comprender las producciones ajenas. 

A través de este criterio se apreciará la capacidad para reflexionar y aplicar los conocimientos sobre el funcionamiento de la lengua en la mejora (corrección, propiedad, fluidez,…) y evaluación de sus producciones orales y escritas y en la interpretación de las ajenas.

 

6. Mostrar iniciativa e interés por el aprendizaje y por integrarse en los procesos del aula, actuando con autonomía en la planificación y control del propio proceso de aprendizaje. 

Se pretende evaluar el grado de autonomía desarrollado por el alumno a través de conductas tales como: la reflexión sobre cómo aprende uno mismo; la búsqueda y desarrollo de los procedimientos y estrategias más adecuados a sus características como aprendiz; la participación activa en la planificación, desarrollo y evaluación de las actividades de aprendizaje; la colaboración en las actividades de grupo o clase; el uso de la lengua extranjera para comunicarse y obtener información sobre su funcionamiento; la utilización de técnicas para almacenar, memorizar y revisar el léxico; el análisis y la reflexión sobre el uso y el significado de diferentes formas gramaticales mediante comparación y contraste con las lenguas que conoce; mostrar interés por mejorar sus producciones y por mejorar la pronunciación, ritmo y entonación; aceptar el error como parte del proceso de aprendizaje; atender a las sugerencias y rectificaciones de sus compañeros o del profesor; la autocorrección y la autoevaluación; la utilización consciente de las oportunidades de aprendizaje en el aula y fuera de ella; el uso de distintas fuentes para resolver sus dudas (uso correcto del diccionario para identificar la acepción adecuada al contexto; el uso de recursos bibliográficos, informáticos y digitales para recabar información, ampliar o revisar aspectos trabajados en el aula, etc.).

 

7. Usar las tecnologías de la información y la comunicación con cierta autonomía para buscar información, producir textos, enviar y recibir mensajes de correo electrónico y establecer relaciones personales orales y escritas, mostrando interés por su uso.

 

Se trata de valorar con este criterio la capacidad de utilizar las tecnologías de la información y la comunicación como herramientas de comunicación y de aprendizaje, en actividades habituales de aula y para establecer relaciones personales tanto orales como escritas. También se tendrá en cuenta si se valora la diversidad lingüística como elemento enriquecedor, la actitud hacia la lengua extranjera y los intentos de utilizarla. 

8. Mostrar interés por conocer la lengua extranjera y su cultura, aceptándolas y valorándolas como parte de su realidad personal y educativa, y establecer comparaciones entre distintos aspectos de la cultura extranjera y de la propia, apreciando cómo se traducen en la comunicación para aplicar ese conocimiento en la interacción con hablantes de la lengua extranjera.

 

Se trata de evaluar si el alumnado considera la lengua y la cultura extranjeras, además de como objeto de estudio, como un aspecto más de su experiencia o, al menos, como un instrumento útil para relacionarse en un entorno más amplio. 

Se observará a través de conductas tales como: usar la lengua extranjera para la comunicación dentro del aula; mostrar curiosidad por aspectos básicos del funcionamiento de la lengua (equivalencias, superposición de conceptos, aspectos sociolingüísticos, discursivos, pragmáticos, estratégicos, etc.) y de la sociedad y la cultura objeto de estudio, apreciando las características más significativas de sus costumbres, normas, actitudes y valores; mostrar una valoración positiva y de respeto de patrones culturales distintos a los propios; mostrar interés por entablar contacto con hablantes de la lengua extranjera; tener en cuenta los aspectos diferenciales en sus interacciones con ellos; mostrar disposición a utilizar fuentes orales o escritas en la lengua extranjera; etc. 

CRITERIOS DE CALIFICACIÓN Y CORRECCIÓN

 

En expresión escrita se acordará la calificación  de suficiente cuando el 50% de las cuestiones propuestas sean expuestas con corrección, cuando el alumno utilice correctamente, al menos, el 50% de las estructuras gramaticales, cuestiones morfológicas, verbos y léxico requeridos, correspondientes a los objetivos y contenidos programados. Si se trata de una prueba de expresión escrita libre, se pedirá que sea comprensible y adecuada a la situación, que se ajuste a la extensión requerida, que sea coherente y se ajuste al tipo de texto conveniente, que las estructuras y vocabulario sean adecuados.

            En expresión oral cuando el mensaje emitido sea comprensible. Un alumno podrá no superar la asignatura cuando los errores de pronunciación y el desconocimiento de las normas de fonética sean tales y tan numerosos que hagan que su expresión no sea comprensible.

            En comprensión escrita, cuando la idea general y los aspectos secundarios sean captados.

            En comprensión oral, cuando la idea general, el mensaje sea entendido y asimilado.

            Tal y como ya se ha indicado anteriormente, en la calificación definitiva del alumno, además de las pruebas objetivas, también serán tenidas en cuenta:

            -la realización de las tareas de clase con regularidad, tanto           las llevadas a cabo en grupo como individualmente.

            -la presentación de los trabajos encomendados por el profesor.

            -la participación del alumno en la dinámica del grupo.

            -la motivación, interés y respeto por la asignatura.

            -la puntualidad y asistencia a clase. 

            La calificación de cada evaluación se obtendrá valorando los siguientes aspectos en el porcentaje que se determina:

            -60%: pruebas objetivas realizadas.

                        30%: Gramática y vocabulario

                        10%: Comprensión oral

                        10%: Comprensión escrita

                        10%: Expresión escrita

            -30%: realización de las tareas y trabajos en clase, en casa y el cuaderno personal.

            -10%: participación, motivación y actitud.

            Para superar el área, se deberá alcanzar una puntuación de 5 en la escala de 0 a 10, siendo este 5 = suficiente, 6 = bien, 7 y 8 = notable, 9 y 10 = sobresaliente y cualquier nota inferior a 5 = insuficiente. En las pruebas objetivas será necesario obtener una calificación mínima de 3,5 sobre 10, para poder mediar con las notas de trabajo y actitud.

 

            La evaluación será continua, la materia se va acumulando a lo largo del curso, los conocimientos se revisan y se valoran constantemente en las posteriores evaluaciones y podrá recuperarse en la tercera evaluación.

 

RECUPERACIÓN DE PENDIENTES

Aquellos alumnos que continúen impartiendo la materia de Francés durante el curso actual, recuperarán el curso anterior si superan la 1ª evaluación, ya que en el primer trimestre se revisan y afianzan contenidos básicos del curso anterior.

Si  a pesar de ello no consiguen recuperar, tendrán las mismas oportunidades que el resto de los alumnos.

A los alumnos que ya no cursan la materia de Francés se les entregarán unos trabajos que deberán realizar y que deberán entregar antes de cada evaluación:

– 1ª evaluación: antes de 18 de noviembre.

– 2ª evaluación: antes del 02 de marzo.

– 3ª evaluación: antes del 01 de junio.

Estos alumnos que ya no cursan la materia deberán recoger los trabajos en el departamento de Francés el próximo jueves 13 de octubre a la hora del recreo. 

Los alumnos que no superasen la materia a lo largo del curso, bien por la incorrecta realización de estos trabajos o por la no-realización, deberán presentarse a finales de curso, en fecha que determinará el departamento, a una prueba de carácter general sobre los objetivos y contenidos del curso pendiente que constará en principio de tres apartados:

a.- Cuestiones sobre comprensión escrita de textos breves, gramática (morfología, sintaxis) y / o léxico: ejercicios para completar huecos, conjugación, realizar  o responder a preguntas, transformar frases, vocabulario.

b.- Expresión escrita, de redacción.

c.- Comprensión oral.

Para superar esta prueba se deberá alcanzar una puntuación mínima de 5 en la escala de 0 a 10, cualquier nota inferior a 5 se calificará como insuficiente.

Así mismo, una vez finalizado el curso escolar los alumnos también podrán presentarse a la prueba extraordinaria que se desarrollará tal y como hemos indicado en el apartado anterior.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *