DEPARTAMENO DE INGLÉS


CONTENIDOS MÍNIMOS. CRITERIOS DE EVALUACIÓN. CRITERIOS DE CALIFICACIÓN. RECUPERACIÓN DE LA ASIGNATURA PENDIENTE DE CURSOS ANTERIORES. 

 CRITERIOS DE EVALUACIÓN GENERALES

           La evaluación será continua y diferenciada según las distintas materias del currículo.

Los criterios de evaluación de las materias serán referente fundamental para valorar tanto el grado de adquisición de las competencias básicas como el de consecución de los objetivos. Serán los siguientes:

 1. Comprender la idea general e informaciones específicas de textos orales emitidos por un interlocutor, o procedentes de distintos medios de comunicación, sobre temas conocidos. Este criterio quiere valorar la capacidad para comprender la idea general y detalles específicos de exposiciones breves y conversaciones sobre temas familiares, y se medirá la capacidad para comprender la idea general de textos orales procedentes de los medios de comunicación con pronunciación estándar.

 2. Participar con progresiva autonomía en conversaciones y simulaciones relativas a las experiencias personales, planes y proyectos, empleando estructuras sencillas, las expresiones más usuales de relación social, y una pronunciación adecuada para lograr la comunicación.

 Este criterio evalúa la capacidad para desenvolverse en situaciones interactivas que suponen la integración de la comprensión y la expresión, y las conversaciones se darán en situaciones habituales de clase y en las creadas por el docente. Los mensajes pueden ser todavía titubeantes y contener errores morfosintácticos y léxico reducido, siempre que el mensaje sea comprensible.

 3. Comprender la información general y la específica de diferentes textos escritos, adaptados y auténticos, de extensión variada, y adecuados a la edad, demostrando la comprensión a través de una actividad específica.

 A través de este criterio se evalúa la capacidad para comprender textos escritos de carácter interpersonal como instrucciones, correspondencia, descripciones y narraciones breves, mensajes, pósters, etc., aplicando estrategias de lectura como la inferencia de significados por el contexto, o los conocimientos transferidos de las lenguas que conoce o vinculados a otras materias del currículo.

 También se evalúa la capacidad de leer textos, en soporte papel o digital, de una cierta extensión, recurriendo al diccionario de forma espontánea cuando sea preciso, y demostrando su comprensión a través de actividades lingüísticas y no lingüísticas.

 4. Redactar de forma guiada textos diversos en diferentes soportes, utilizando estructuras, conectores sencillos y léxico adecuados, cuidando los aspectos formales y respetando las reglas elementales de ortografía y de puntuación para que sean comprensibles al lector y presenten una corrección aceptable.

 Este criterio evalúa la capacidad para expresar por escrito, en soporte papel o digital, de forma comprensible para el lector, mensajes cortos de texto, descripciones, correspondencia postal o electrónica, etc., de forma guiada. Se valorará también la presentación clara, limpia y ordenada, en soporte papel o digital.

 5. Utilizar los conocimientos adquiridos sobre el sistema lingüístico de la lengua extranjera, en diferentes contextos de comunicación, como instrumento de autoaprendizaje y de auto-corrección de las producciones propias orales y escritas y para comprender las producciones ajenas.

 Este criterio evalúa la capacidad para aplicar sus conocimientos sobre el sistema lingüístico y reflexionar sobre la necesidad de la corrección formal que hace posible la comprensión tanto de sus propias producciones como de las ajenas.

 6. Identificar, utilizar y explicar oralmente algunas estrategias básicas utilizadas para progresar en el aprendizaje.

 Este criterio pretende evaluar si se utilizan las estrategias que favorecen el proceso de aprendizaje: como la capacidad de valorar sus progresos, la reflexión sobre el propio aprendizaje; la utilización de formas diversas para almacenar, memorizar y revisar el léxico; el uso correcto del diccionario para identificar la acepción adecuada al contexto; el uso de recursos bibliográficos, informáticos y digitales con el fin de recabar información, ampliar o revisar aspectos trabajados en el aula, la participación en la evaluación del propio aprendizaje, y el uso de algunos mecanismos de auto-corrección.

 7. Usar de forma guiada las tecnologías de la información y la comunicación para buscar información, producir textos a partir de modelos y para establecer relaciones personales mostrando interés por su uso.

 Se trata de valorar con este criterio la capacidad de utilizar las tecnologías de la información y la comunicación como herramienta de comunicación y de aprendizaje, en actividades habituales de aula y para establecer relaciones personales. Las comunicaciones que se establezcan versarán sobre temas familiares previamente trabajados. También se tendrá en cuenta si se valora la diversidad lingüística como elemento enriquecedor, la actitud hacia la lengua extranjera y los intentos por utilizarla.

 8. Identificar y poner ejemplos de algunos aspectos sociales, culturales, históricos, geográficos o literarios propios de los países donde se habla la lengua extranjera y mostrar interés por conocerlos.

 Este criterio pretende comprobar que se conocen los rasgos más importantes y característicos de la sociedad, cultura, historia, geografía y literatura de los países donde se habla la lengua extranjera. Se evaluará si los alumnos/as muestran respeto hacia los valores y comportamientos de otros pueblos, superando de este modo algunos estereotipos.

 CONTENIDOS Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN MÍNIMOS EXIGIBLES PARA SUPERAR LA MATERIA

    Los contenidos se presentan agrupados en bloques en relación a tres ejes que poseen características y necesidades específicas en cuanto al proceso de enseñanza y aprendizaje:

 las habilidades lingüísticas

Bloque 1: Escuchar, hablar y conversar

Bloque 2: Leer y escribir

los elementos constitutivos del sistema lingüístico, su funcionamiento            y relaciones

Bloque 3: Conocimiento de la lengua

la dimensión social y cultural de la lengua extranjera

Bloque 4: Aspectos socio-culturales y conciencia intercultural

Bloque 1: Escuchar, hablar y conversar

   En esta etapa se da una importancia relevante a la comunicación oral, por lo que el primer bloque se centra en desarrollar en alumnos y alumnas la capacidad para interactuar en estas situaciones, y se incide en la importancia de que el modelo lingüístico de referencia oral provenga de un variado número de hablantes con el fin de recoger las variaciones y los matices. De ahí la fuerte presencia en el currículo del uso de los medios audiovisuales convencionales y de las tecnologías de la información y la comunicación.

Bloque 2: Leer y escribir

   Este bloque incorpora también los procedimientos necesarios para desarrollar la competencia discursiva en el uso escrito.

Bloque 3: Conocimiento de la lengua

   Permite la elaboración de un sistema conceptual cada vez más complejo acerca del funcionamiento de la lengua a través de la observación de las manifestaciones orales y escritas de la lengua que se está aprendiendo y su uso en situaciones de comunicación. El punto de partida serán las situaciones de uso que favorezcan la inferencia de reglas de funcionamiento de la lengua y que permitan a alumnos y alumnas establecer qué elementos de la lengua extranjera se comportan como en las lenguas que conocen y qué estrategias les ayudan a progresar en sus aprendizajes, de manera que desarrollen confianza en sus propias capacidades.

Bloque 4: Aspectos socio-culturales y consciencia intercultural

   Los contenidos de este bloque contribuyen a que el alumnado conozca costumbres, formas de relación social, rasgos y particularidades de los países en los que se habla la lengua extranjera.

 CRITERIOS DE CALIFICACIÓN

            La evaluación será continua y diferenciada según las distintas materias del currículo.

Los criterios de evaluación de las materias serán referente fundamental para valorar tanto el grado de adquisición de las competencias básicas como el de consecución de los objetivos:

 1. Comprender la información general y específica, la idea principal y algunos detalles relevantes de textos orales sobre temas concretos y conocidos, y de mensajes sencillos emitidos con claridad por medios audiovisuales.

A través de este criterio se apreciará la capacidad para seguir instrucciones, comprender avisos, diálogos o exposiciones breves y cara a cara que giren en torno a temas conocidos como ocio y tiempo libre, preferencias, experiencias personales, organización de la clase, y aquellos en los que identifiquen la intención del hablante. Asimismo, se pretende medir la capacidad para comprender tanto la idea general como informaciones específicas de textos orales procedentes de los medios de comunicación con pronunciación estándar.

 2. Participar en conversaciones y simulaciones breves, relativas a situaciones habituales o de interés personal y con diversos fines comunicativos, utilizando las convenciones propias de la conversación y las estrategias necesarias para resolver las dificultades durante la interacción.

Con este criterio se evalúa la capacidad para desenvolverse en conversaciones utilizando las estrategias adecuadas para comprender y hacerse comprender con el fin de expresar gustos, necesidades, sentimientos, dar y recabar información, dar opiniones y relatar experiencias. Las conversaciones se darán en relación directa con los interlocutores habituales en el aula o personas nativas conscientes de hablar con estudiantes extranjeros.

Los intercambios comunicativos podrán presentar algunas incorrecciones que no dificulten la comunicación.

 3. Comprender la información general y todos los datos relevantes de textos escritos auténticos y adaptados, de extensión variada, diferenciando hechos y opiniones e identificando en su caso, la intención comunicativa del autor.

A través de este criterio se evalúa la capacidad para comprender diferentes tipos de textos escritos (narrativos, descriptivos, argumentativos) que traten temas del currículo, aplicando las estrategias de lectura conocidas y otras nuevas como la identificación del tema por medio de elementos textuales y para-textuales.

Con este criterio también se evalúa la capacidad para leer de forma autónoma libros, noticias, instrucciones, explicaciones, etc., de cierta extensión, en diferentes soportes y con finalidades diversas: recabar o comunicar información para la realización de una tarea específica, aprender contenidos de otras materias y leer por placer o entretenimiento.

 4. Redactar de forma guiada textos diversos en diferentes soportes, cuidando el léxico, las estructuras, y algunos elementos de cohesión y coherencia para marcar la relación entre ideas y hacerlos comprensibles al lector.

Este criterio evalúa la capacidad para comunicarse por escrito, para la elaboración y revisión de borradores y para la elección del registro adecuado. Los textos presentarán como mínimo una sintaxis simple y fácilmente comprensible, léxico limitado pero adecuado a contexto, y la ortografía y la puntuación correctas. Éstos estarán relacionados con las necesidades de comunicación más usuales y las diferentes intenciones comunicativas. En todos los escritos, se evaluará también la presentación clara, limpia y ordenada, y la habilidad en el uso de los medios informáticos para la elaboración  y presentación de textos.

 5. Utilizar de forma consciente en contextos de comunicación variados, los conocimientos adquiridos sobre el sistema lingüístico de la lengua extranjera como instrumento de

auto-corrección y de autoevaluación de las producciones propias orales y escritas y para comprender las producciones ajenas.

A través de este criterio se apreciará la capacidad para aplicar de forma cada vez más autónoma sus conocimientos sobre el sistema lingüístico y reflexionar sobre la necesidad de la corrección formal que hace posible la comprensión tanto de sus propias producciones como de las ajenas.

 6. Identificar, utilizar y explicar oralmente diferentes estrategias utilizadas para progresar en el aprendizaje.

Este criterio pretende evaluar si los alumnos y alumnas utilizan las estrategias que favorecen el proceso de aprendizaje como la valoración de sus progresos y la reflexión sobre el propio aprendizaje; la utilización de estrategias diversas para almacenar, memorizar y revisar el léxico; el uso cada vez más autónomo de diccionarios, recursos bibliográficos, informáticos y digitales; el análisis y la reflexión sobre el uso y el significado de diferentes formas gramaticales mediante comparación y contraste con las lenguas que conoce, la utilización consciente de las oportunidades de aprendizaje en el aula y fuera de ella o el uso de mecanismos de auto-corrección.

 7. Usar las tecnologías de la información y la comunicación de forma progresivamente autónoma para buscar información, producir textos a partir de modelos, enviar y recibir mensajes de correo electrónico, y para establecer relaciones personales orales y escritas, mostrando interés por su uso.

Se trata de valorar con este criterio la capacidad de utilizar las tecnologías de la información y la comunicación como herramienta de comunicación y de aprendizaje en actividades habituales de aula, y para establecer relaciones personales tanto orales como escritas. Las comunicaciones que se establezcan versarán sobre temas familiares previamente trabajados. También se tendrá en cuenta si el alumnado valora la diversidad lingüística como elemento enriquecedor, su actitud hacia la lengua extranjera y sus intentos por utilizarla.

 8. Identificar los aspectos culturales más relevantes de los países donde se habla la lengua extranjera, señalar las características más significativas de las costumbres, normas, actitudes y valores de la sociedad cuya lengua se estudia, y mostrar una valoración positiva de patrones culturales distintos a los propios.

A través de este criterio se apreciará si los alumnos y alumnas son capaces de identificar en textos orales o escritos algunos rasgos significativos y característicos de la cultura general de los países donde se habla la lengua extranjera.

             La calificación global de cada evaluación en primer y segundo ciclo de las ESO, así como la definitiva del curso que debe determinar si el alumno o la alumna promociona ( al menos por lo que al área de lenguas extranjeras se refiere), se obtendrá  valorando los siguientes aspectos en el porcentaje que se determina:

             1.- Actitud y participación en clase:     10 %

             2.- Trabajo en casa y en clase :ejercicios, lecturas, redacciones, mini exámenes 30%             

             3.- Pruebas objetivas:                            60 %

             Se superará positivamente una evaluación cuando se obtenga como mínimo el 50 % del total anterior.  Las pruebas objetivas, que serán dos por trimestre aunque habrá flexibilidad si la profesora  o profesor lo considera oportuno, se considerarán aptas cuando se obtenga el 50% de los puntos totales de las mismas (los alumnos y las alumnas conocerán antes de realizar la prueba cómo se va a valorar cada una de las partes de que consten), aunque para hacer media con el 30% de trabajo y 10% de actitud se deberá sacar un mínimo de 3.5 en los exámenes. Esto no quiere decir que una evaluación esté necesariamente superada si se han descuidado manifiestamente los apartados 1 y 2 antes mencionado, que no pueden ser olvidados con la esperanza de realizar muy bien las pruebas objetivas.

             En el caso de los alumnos con evaluaciones pendientes, cada evaluación pendiente se considerará superada cuando se obtenga en la siguiente una calificación mínima de cinco sobre diez, es decir un 50 %.

             Para obtener la calificación final del curso se considerarán las tres evaluaciones en conjunto, la primera evaluación contará un 25 %, la segunda un 25%, la última un 50%. Así, un alumno NO aprobará / suspenderá el  curso teniendo en cuenta una única prueba final, sino que su trayectoria en el mismo y la superación de los objetivos actitudinales  serán criterios decisivos a la hora de obtener su calificación final.

 MATERIALES Y RECURSOS DIDÁCTICOS QUE SE VAN A UTILIZAR

El libro de texto para todos los cursos, menos para 1º ESO,  será el Passport for ESO (editorial Burlington)-

            1º E.S.O.:Real English ESO 1. editorial Burlington (Student’s Book) y  Workbook

            2º E.S.O.: Passpport 2, editorial Burlington (Student’s Book) y  Workbook

            3º E.S.O.: Passport 3, editorial Burlington  (Student’s Book) y  Workbook

            4º E.S.O.: Passport  4, editorial Burlington  (Student’s Book )y  Workbook

 3º DIVERSIFICACIÓN Let´s Go! 1,editorial Burlington (Student ´s Book)

4º DIVERSIFICACIÓN : Let´s Go !2,editorial Burlington Books ( Student ´s Book)

Además se utilizarán las nuevas tecnologías siempre que sea posible, gracias a ejercicios de la web de la editorial, el CDROM interactivo que trae el libro y las múltiples posibilidades que ofrece intenet. También se utilizará diverso material fotocopiable de refuerzo y ampliación. Además  se usará material recogido de muy diversas fuentes, para hacer las clases más dinámicas y variadas. También haremos uso de los materiales que podamos tener a nuestra disposición, como por ejemplo comics, revistas, videos, DVDs, pasatiempos y diversas actividades complementarias pertenecientes a los “teacher´s photocopiable packs.”  Sobre todo utilizaremos las pizarras digitales y los miniportátiles.

Los alumnos van a hacer dos lecturas en inglés, una para el segundo trimestre y otra para el tercero.Los títulos de los libros de lectura son:

1º ESO: All About Britain   y    The Three Musketeers  (Burlington Books)

2º ESO: A Christmas Carol y Ann of Green Gables (Burlington Books)

3º ESO: A Christmas Carol  y   The Picture of Dorian Gray (Burlington Books)

4º ESO: King Arthur and His Knights),  Mystery in San Francisco (Vicens Vives)

4º Diversificación : Zorro!      (Vicens Vives) , Scotland Factfiles (Oxford)

4º PAB : King Arthur (Vicens Vives) , Vampire Killer ( Oxford)

 MEDIDAS DE  ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD Y ADAPTACIONES CURRICULARES:

 Atención a la diversidad

 

Como punto de partida hemos tenido en cuenta cuatro ámbitos de diversidad:

La capacidad para aprender a aprender

Cada alumno/a tiene su propia capacidad para aprender cosas y retenerlas, sin que esto sea sinónimo de su capacidad intelectual, y todos son capaces de alcanzar un nivel mínimo independientemente del ritmo de trabajo que pueda tener cada uno. Tales son los aspectos que hemos considerado en la investigación inicial y en todo el desarrollo del curso.

Así lo reflejan las actividades del Student’s Book y del Workbook, ya que, a través de un reciclaje continuo de estructuras y vocabulario, por un lado ofrecen amplias oportunidades de refuerzo a los alumnos/as con menos capacidad y por otro facilitan la ampliación de materia a los que tienen más nivel.

La motivación para aprender

La motivación del alumno/a para aprender es muy compleja, sobre todo tratándose de un idioma, puesto que depende de varios factores: por un lado, del historial de éxito o de fracaso que haya tenido hasta ese momento y, por otro lado, del proceso de aprendizaje que haya seguido. Esto influirá notablemente tanto en el nivel de motivaciones individuales como en la forma más lógica y funcional de presentarles todos los contenidos.

Para llevar a cabo la selección de los temas incluidos en este curso hemos realizado una amplia investigación, abarcando no sólo el punto de vista del profesor/a a través de cuestionarios, sino también el de los alumnos/as, para así adaptarlos a sus edades, experiencias y entorno.

Los estilos de aprendizaje

Existen toda clase de estudios sobre los diversos estilos de aprendizaje a la hora de estudiar un idioma.

Como bien es sabido, los alumnos/as pueden ser impulsivos o reflexivos cuando se enfrentan a sus tareas escolares. Unos pueden reaccionar muy rápidamente y sin embargo necesitar varios intentos para asimilar una idea, mientras que otros pueden trabajar concienzudamente y aprender más despacio obteniendo el mismo resultado. Este factor se ha tenido en cuenta sistemáticamente. Por ejemplo, a la hora de enseñar las estructuras gramaticales se han incluido ejercicios y tablas que les ayuden a aprender y repasar lo presentado paso a paso, al igual que una amplia repetición y práctica en distintas situaciones para aquellos alumnos/as que no usen tanto el estilo analítico cuando aprenden.

También se ha prestado una atención especial a “la modalidad sensorial preferente” de los alumnos (visual, auditiva o quinesiológica), es decir, a las posibles formas de llevar a la práctica lo aprendido.

Así pues, a la hora de presentar las estructuras y las funciones, en todas las unidades se han tenido en cuenta los distintos modos de aprendizaje, ofreciendo a los alumnos/as más analíticos numerosas oportunidades: tablas, preguntas de comprensión, esquemas y ejercicios üístico de referencia oral

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *